GUIA ELECCIÓN GOURMAND


CINC SENTITS
Barcelona
Barcelona


9,5/10
Seguir buscando

Entença, 60. (08015) Barcelona. Tels.: 93 323 94 90. Horario a partir de las 13,30 y a partir de las de 20,30. Cierra domingo y lunes; 2 semanas en agosto. Capacidad para 32 comensales. Parking público en frente. American Express, Master Card i Visa. Aire acondicionado. Correo electronico: info@cincsentits.com Web: www.cincsentits.com

La familia Artal es oriunda de La Torre de l’Espanyol (Ribera de l’Ebre) sin embargo Jordi Artal, chef propietario del Cinc Sentits, nació en Canadá. De pequeño le gustaba mucho la cocina y aprendió sus artes de su abuela y de su madre. Pero su primera orientación profesional le llevó a California donde durante 9 años estuvo vinculado a la informática. De vuelta a sus orígenes familiares y sólo con formación autodidacta inauguró en 2004 en el Eixample barcelonés el restaurante Cinc Sentits, que en 2008 obtuvo la estrella Michelin. Pese a las mejoras realizadas en el local de la calle Aribau, Jordi no se sentía satisfecho y comenzó a buscar otro espacio que finalmente localizó, un año y medio más tarde en la calle Entença. Y finalmente a finales de noviembre de 2018 abrió puertas el flamante nuevo Cinc Sentits para ofrecer un gran espectáculo gastronómico en seis espacios bien diferenciados. El comensal traspasa la puerta de entrada y se encuentra con la primera sorpresa: un pequeño cubículo cerrado que sirve de recepción, donde se le informa que entrará seguidamente en un segundo espacio que simboliza el pueblo de La Torre de l’Espanyol, un homenaje a sus olivos cuyos cuatro troncos que hay sirven de mesa para el vermut que se sirve acompañado de unos aperitivos de bienvenida: La aceituna de Faifó con romero; arengue a la brasa con sofrito de tomate, crujiente de ajo y polvo de perejil; tupina de espalda de cerdo con pisto y col encurtida. Un vermut también sorprendente por su elaboración con la variedad blanca de Picapoll. Sigue el recorrido para admirar una bodega vertical y se llega al comedor principal que representa la Ciudad de Barcelona, con una decoración minimalista y un gran cubo en el centro que le proporciona iluminación y separación en la sala. Quedan dos comedores privados, uno para 28 comensales y entrada independiente y otro más pequeño con vista a la cocina y en el que sirven los propios cocineros. En el piso inferior, los servicios y entre ambos pisos una segunda bodega vertical. Y comienza el festín culinario, de una cocina vanguardista, de autor, catalana y mediterránea, de productos de proximidad, siempre muy frescos y que aporta sensaciones nuevas y despierta los cinco sentidos. Hierbas congeladas de Collserola, cintas de zanahoria fermentada y aceite de cebollino. Ostra al horno de leña, agua de ostra emulsionada con mantequilla de avellana, gel de piel de limón y alga "Codium"; calamar, piedras de ajo negro, salsa de calamar encebollado y picada; trucha, emulsión de pimientos de Padrón, cebolla y tomate confitado, crujiente de hinojo, "ficoide" glacial; lomo bajo de ternera "rubia gallega", texturas de zanahoria, hígado graso plancha; fresas silvestres, crema ácida de galanga, azúcar efervescente de lima, polvo congelado de fresón y remolacha; helado de leche ahumada, piedras de yogur y chocolate blanco, crema de “cassia”, dulce de leche caliente y barquillo de yogurt. Y la última tentación, arce caliente, nata líquida, yema montada con cava, sal. El comensal dispone de una clara información sobre los ingredientes de cada plato en la mesa. El maître y sumiller es Eric Vicente. Sólo dos menús, el corto, 99,00 y el largo 119 euros.